Excomisionados sindicales serán subdirectores administrativos de la SEP.

 

El titular de la SEP dijo que el plan Escuela en el Centro consiste en poner en marcha seis estrategias o ramas de acción y la primera de ellas es el descargar a la escuela de la burocracia, es decir evitar que maestros y directores dediquen tiempo a contestar oficios de la dependencia en lugar de enfocarse a la educación y formación de los niños.

El titular de la Secretaria de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, informó que tras la depuración que se realizó a la nómina de profesores y retirar a dos mil 200 comisionados sindicales, una de las estrategias del plan Escuela en el Centro es que una parte de los ahora exrepresentantes ocupen cargos como subdirectores administrativos, que tendrán la función de realizar todos los trámites que puedan desviar a los maestros de la actividad educativa. 


En entrevista con Denise Maerker, el funcionario dijo que este plan consiste en poner en marcha seis estrategias o ramas de acción y la primera de ellas es el descargar a la escuela de la burocracia, es decir evitar que maestros y directores dediquen tiempo a contestar oficios, en lugar de enfocarse a la educación y formación de los niños. 


Para ello, dijo, será creada una nueva plantilla con la figura de subdirector administrativo que se dedicará exclusivamente a los temas burocráticos para "descargar" así al director y a los maestros del cien por ciento de esos trámites y precisó que esas funciones serán desempeñadas por los maestros que fungían como comisionados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). 


Recordó que a esos dos mil 200 ahora excomisionados ya no se les pagó la quincena pasada, y aclaró que esta función continuará vigente pero el SNTE es el que les pagará. 


Como segunda estrategia, mencionó que se trata de llevar más recursos a las escuelas mediante una especie de "caja chica" que les permita la operatividad inmediata en caso de alguna emergencia y no tengan que esperar al flujo burocrático de los recursos y, con esta medida, se estarán beneficiando 75 mil escuelas. 

En tercer lugar, dijo que se fortalecerán los consejos técnicos escolares, los cuales tendrán la libertad de planear una vez al mes, la fecha y el horario en que se realizará su junta mensual para dar seguimiento a la planeación de sus estrategias y planes.


"Es como la junta de una empresa o la junta de gabinete, es fundamental para dar seguimiento a planeación, ahora se realiza el último viernes de cada mes, ahora queda liberado, el día y la hora lo arma el consejo", precisó el funcionario. 


En cuarto lugar mencionó el fortalecimiento de la participación de padres de familia en los consejos sociales; mientras que en quinto la flexibilización del calendario escolar. 


En este tema, fue enfático al aclarar que no debe malinterpretarse en que esto quiere decir que habrá menos clases, "mantenemos el mismo número de días de clases", advirtió al tiempo que precisó que actualmente las escuelas de tiempo regular, cubren 800 horas al año, tiempo ampliado mil 200 horas y tiempo completo mil 600 horas, las cuales quedarán intactas. 


No obstante, las escuelas podrán decidir si mantienen su jornada de 200 o de 185 días y compensarla con el aumento de horas en la jornada diaria, lo cual se definirá de acuerdo con las circunstancias de cada plantel o caso, con lo que se pretende acabar con mucha simulación. 

En sexto lugar, se prevé implementar escuelas de verano, es decir se abrirán en las escuelas cursos de verano, en los que se darán clases de educación artística, las cuales se impartirán de manera gratuita y en las que podrán participar normalistas o universitarios realizando su servicio social. 


En este sentido, mencionó que la mayoría de las escuelas no tienen cursos de verano y esto les dará la oportunidad de aprovechar mejor el calendario y que este mismo año se pondrá en marcha el plan piloto y hacerlo a nivel nacional el próximo ciclo escolar.